Consejos para proteger las orejas de tu cachorro

Los perros son conocidos por tener un sentido de la audición impresionante, pueden escuchar ruidos muy pequeños en una frecuencia que el hombre no puede percibir. Ellos pueden lograr saber qué es lo que se les aproxima, mucho antes que una persona. Este órgano es una de las partes más importantes del perro y al mismo tiempo uno de los peligros más grandes, si no se cuida como se debe.

Los perros tienen orejas sensibles y estas deben ser cuidadas de la mejor forma posible, cualquier infección o acumulación de suciedad, puede acarrearle problemas auditivos, al punto de enfermarse y poner en riesgo su salud.

Por ello siempre debemos revisarles las orejas a nuestros perros y ante cualquier signo de alarma como olor de putrefacción o caumulo de grasa oscura en el pabellón auricular puede hacernos  sospechar de una infección.

Limpiar las orejas

El mantener limpias las orejas de nuestro perro ya sean cachorros o adultos evitará el daño en el aparato auditivo por la acumulación de suciedad, de bacterias y de parásitos como la sarna y las pulgas que terminan complicando la salud de nuestro perro ya que muchas veces resulta complicado eliminar las pulgas, garrapatas y ácaros que puedan crecer en esa suciedad.

Una de las mejores formas de cuidar orejas de cachorro, es limpiándolas de forma regular. Cada vez que se da un baño, se deben limpiar las orejas, o por lo menos hacerlo unas dos veces por semana.

La acumulación de cerilla en los oídos puede generar infecciones en los perros, lo que causa pérdida del audio, entre muchas otras cosas dañinas para su sistema auditivo. Para cuidar orejas de cachorro con una limpieza profunda, es necesario saber cómo limpiar.

Se debe tomar un poco de algodón y humedecerlo en aceite mineral tibio, o algún tipo de producto animal recomendado por el veterinario. El algodón se debe pasar por todo el conducto auditivo y limpiar de forma cuidadosa y no agresiva.

En el caso de los perros con orejas grandes, es necesario tener un cuidado especial, mucho más profundo, ya que este tipo de perros son más propensos a sufrir de problemas de odios por la acumulación de bacterias en esta parte del cuerpo, gracias a su forma.

Cuidar las heridas

Para cuidar las orejas de cachorro, es necesario estar atento de todo lo que le pueda pasar, si se presencia que el perro está teniendo problemas de oído, lo mejor es llevarlo con veterinario, o por lo menos ver que es lo que podría pasarle, dando un pequeño vistazo al oído.

En caso de ver infección, lo mejor es llevarlo con el veterinario y si se ven heridas con sangrado o problemas en la piel, es necesario hacer lo mismo. Por lo general, siempre se recomienda eliminar la hemorragia por medio de un algodón humedecido con un poco de agua oxigenada.

Como se mencionó anteriormente, los perros con orejas grandes deben ser cuidados de forma especial, ya que sus orejas son propensas a daños o la mala recuperación de heridas.

Consejos para el cuidado de un perro

Para la mayoría de personas en el mundo el tener un perro les da una vida de amor incondicional, lealtad y amistad. A cambio de esto se deben brindar los cuidados que su perro necesita, tales como alimentos, agua, refugio, atención veterinaria, ejercicio. Así como también seguridad y sobre todo compañerismo. Aquí le mencionaremos algunos consejos para el cuidado de un perro.

Dieta nutricionalmente equilibrada y agua fresca

Brinde a su perro una dieta nutricionalmente equilibrada y acceso constante a agua fresca. Pregunte a su veterinario para asesoramiento sobre qué y con qué frecuencia alimentar a su perro. Ya que, hay requisitos dietéticos que  cambian a medida que el perro envejece. También, se deben tomar en cuenta balancear su alimentación con verduras, carnes y siempre brindándole agua.

Hacerle visitas al veterinario es vital

Al igual que tú, tu mascota puede llegar a padecer algunos problemas en su salud, como por ejemplo problemas de corazón, desarrollar artritis, o diabetes mellitus.

La mejor manera de evitar estos problemas o detectarlos temprano es llevar a nuestra mascota a la consulta con su veterinario cada año. Por ello, los exámenes regulares son la única y más importante forma de mantener a las mascotas sanas

Las visitas anuales al veterinario deben incluir nutrición y control de peso. Así como administrar las vacunas recomendadas, control parasitario, examen dental y chequeos de salud.

  • Brindarle regularmente vacunas: Para una salud óptima, las mascotas necesitan vacunas regulares contra males comunes, tales como la rabia, la leucemia, moquillo canino y la hepatitis.
  • Los perros también necesitan atención odontológica Al igual que tú, tu mascota puede sufrir de enfermedad de las encías, pérdida de dientes y  dolor. Y de igual forma que en los humanos, el cepillado y la limpieza bucal ayudan a mantener los dientes de su mascota fuertes y saludables.

Proporcionar un entorno favorable

Un entorno enriquecido es otra clave para el bienestar y la salud a largo plazo de sus amigos caninos. Las mascotas necesitan estimulación mental, lo cual puede significar caminatas diarias con tu perro, y rascarle la barriga. La estimulación brindada a los perros no sólo los mantiene en forma y saludables sino que también refuerza tu vínculo con  tu compañero de cuatro patas.

Darle al perro suficiente ejercicio para mantenerlo en forma

La mayoría de los dueños opinan que jugar con el perro y caminar junto con él dos veces al día, proporciona suficiente ejercicio. Ya que, caminar beneficia tanto a las personas como  a los perros.

Además, el tiempo que pasan juntos, da a su perro la sensación de bienestar.  Si usted tiene preguntas acerca del nivel de ejercicio adecuado para su perro, nunca está de más consultar a su veterinario.

Ser leal y paciente con su fiel compañero

Asegúrese de que las expectativas que usted tiene con su perro sean razonables y recordar que la inmensa mayoría de los problemas de comportamiento pueden ser resueltos.

Hay que tener presente que no todos los problemas de comportamiento en su mascota son sólo eso. Muchos de ellos pueden indicar algunos problemas en la salud como ya lo habíamos indicado, por ejemplo, un perro que de repente empieza a gruñir al tocar sus orejas puede indicar que tiene una infección en el oído.

Por lo que, si están batallando con la conducta de su mascota, póngase en contacto con su veterinario o los refugios de animales también pueden brindarle asesoramiento.

Cuidados básicos de una iguana

La iguana es una estupenda opción de tener una mascota, ya que ocupa poco espacio y es de fácil cuidado, así que si tiene en mente tener una iguana aquí les damos unos consejillos que le pueden ser muy útiles para la crianza de su iguana:

  • Debe tener cuidado donde la va a tener, ya que se suelen quedar atrapados, ya sea por su cola o sus dedos.
  • Las iguanas no necesitan mucho espacio, pero donde las va a tener debe tener un espacio mínimo, tenga en cuenta el tamaño de su iguana.
  • La temperatura es primordial en estos animales de sangre fría, la ideal está entre 24 y 30 grados. En invierno necesitará un pequeño calefactor.
  • La iluminación también otro punto importante, recomendamos una lámpara que tenga una onda que vaya entre 290 a 320 nanómetros.
  • Su habitad debe tener como lecho un material suave, puede utilizar musgo, papel o corteza de árbol. No utilice arena de gato ni viruta, ya que si es ingerida por el animal sería fatal.
  • Su alimentación es más sencilla de lo que se cree, hoy en día las casas que venden alimentos de animales, venden alimentos balanceados para las iguanas. También puede hacerle una dieta casera utilizando zanahorias, peras, plátanos, acelga, arroz cocido, garbanzos cocidos, fresas y melocotones, ocasionalmente puede darle un insecto como un grillo. Jamás lo alimente con comida para gato o perro.
Buena suerte con su iguana y recuerde que la salud de su mascota depende de usted.