Filaria canina

filariosis canina

La filaria canina es una enfermedad muy peligrosa que afecta a los perros, por lo general es causado por el parásito llamado Dirofilaria immitis que se aloja en los pulmones o en el ventrículo derecho del corazón del can.
Dirofilaria immitis: Este parásito de género hembra puede llegar a medir hasta 25 centímetros y puede llegar a vivir hasta 7 años, y a lo largo de su vida pueden producir millones de gusanos jóvenes, conocidos como microfilaria; estos gusanos jóvenes pueden circular por le torrente sanguíneo, pero no pueden convertirse en gusanos adultos hasta pasar primero por huésped como el mosquito.

Ciclo de la Filaria: Esta enfermedad tiene un ciclo que empieza con la picadura del mosquito a un perro infectado, ingestando la sangre contaminada con los microfilaria, el mosquito luego también sirve como lugar de transporte para futuros parásitos. Una vez que el mosquito ha picado al animal infectado que entra por su saliva, pasan entre 10 a 15 días para su maduración, proceso que se llama larva infecciosas, para luego reingresar al perro por la misma vía.
Luego que ya está madurada la larva y entra por la picadura a un perro o gato, pasan entre 3 o 4 meses para que lleguen al corazón, en donde se desarrollan sexualmente hasta su adultez.

Gusanos en el corazón en perros

Signos y síntomas de la Filariosis: Una vez que está infectado con el parásito el animal no muestra signos de enfermedad ni síntomas; aunque también dependerá la severidad de la infección y su ubicación, la cantidad de tiempo que ha estado presente en el corazón, hígado, pulmones y a veces otros órganos del animal afectado. El animal infectado mostrará cada vez tolerancia al ejercicio o juego, y se volverá más lento. Entre los signos más obvios se pueden percibir tos seca y crónica, además de respiración débil, debilidad, nerviosismo, repentina pérdida de peso.
Esta enfermedad si NO recibe el tratamiento adecuado terminará en la muerte del animal. Para poder ser detectada con seguridad se le deberá hacer un examen de sangre. Si el perro resulta infectado deberá seguir un tratamiento a base de dihidroclorhidrato de melarsomina (una droga inyectable).
Prevención: Para evitar la filaria sobre todo en lugares en donde pueden estar expuestos a las picaduras de los mosquitos, debemos tener un programa preventivo; además del constante limpiado de las zonas en donde pueden haber mosquitos con insecticidas, poner mamparas y mosquiteras en donde duermen los animales ya que de noche es donde atacan más los insectos.

Cardiopatías en perros y gatos

Cardiopatías en perros y gatos más frecuentes son Miocardiopatías, Cardiopatía valvular, Cardiopatías congénitas y Filaria (Gusano del Corazón).

Las Miocardiopatías son las enfermedades que afectan al músculo cardíaco en sí, puede afectar tanto a perros como a gatos pero más se presentan en perros. Esta enfermedad afecta el músculo cardíaco, haciéndolo fallar y contrayéndolo, derivando en una insuficiencia cardíaca y haciendo incapaz al corazón de latir adecuadamente, este tipo de afección cardíaca se presenta de manera crónica, insidiosa y de lenta progresión.

La Cardiopatía valvular es la más prevalente de todas las afecciones cardíacas, afecta mayormente a los perros viejos y de sobre manera a los de raza pequeña (poodle, cocker, maltés, yorkshire terrier, chihuahuas etc), la Cardiopatía valvular se debe a degeneración de las válvulas del corazón; como dijimos esta afección se suele dar en perros mayores de 6 años, y en gatos es mucho menos más frecuente. Aunque la degeneración de válvulas es la causa más común en la Cardiopatía valvular, también existen otras razones que inflaman o se infectan estas válvulas del corazón. Esta deriva en el sufrimiento del animal y el mal funcionamiento del corazón.

La Cardiopatía congénita es aquella que viene de nacimiento, son malformaciones cardiovasculares que se deben a una anomalía en el desarrollo embrionario; aunque son poco frecuentes existen, y cuando aparecen suelen crear una insuficiencia cardíaca congestiva muy rápidamente. Las más fuertes son la persistencia del conducto arterioso, la persistencia del 4º arco aórtico derecho, la estenosis pulmonar y la estenosis aórtica y entre las menos frecuentes tenemos los defectos septales auriculares y ventriculares, la tetralogía de Fallot y algunas muy raras. La Cardiopatía congénita puede producir varias patologías y alteraciones cardíacas congénitas. Si es detectado a tiempo el tratamiento puede ser rápido y eficaz con un buen desenlace.

La Filaria o también llamado Gusano del Corazón es un parásito que vive dentro del corazón de perros y gatos, que es trasmitido por cierta especie de mosquitos de las zonas tropicales y subtropicales. Esta parasitosis es la que produce la insuficiencia cardíaca.

Los gatos pueden padecer enfermedades cárdicas de origen primario (la mayoría con componente genético) o de origen secundario (producidas a partir de otras enfermedades, normalmente sistémicas como la hipertensión arterial o el hipertiroidismo, entre otras). A diferencia de los perros, los gatos cardiópatas no suelen presentar tos, y los síntomas son muy variables: desde dificultad para respirar, decaimiento, anorexia e incluso síncopes. También hay un gran número de episodios de tromboembolismos, pudiendo presentarse la parálisis o paresia de extremidades.

Hay razas con mayor predisposición a padecer cardiopatías, y según el tipo de enfermedad cardíaca, puede afectar a gatos a cualquier edad. Hay muchos factores por los cuales se desencadenan descompensaciones y pueden dar la cara enfermedades cardíacas en gatos que aparentemente hacen vida normal. Por ello es importante hacer revisiones con estudios de imagen completos para identificar posibles problemas cardíacos para tratarlos cuanto antes.

 

La Depresión en los Perros

Sobre la Depresión en los Perros, a veces podemos observar a nuestros perros como si estuvieran deprimidos o molestos, decaídos o agresivos, y por más que intentamos descubrir la razón, no logramos hacerlo; debemos saber que los perros también sufren y se deprimen, y por lo general no por las mismas razones que las personas, debemos entender que en su cabeza pasan cosas totalmente distintas.

La soledad puede ser uno de los factores más recurrente en el depresión de los perros, muchos perros son prácticamente abandonados, y piensan que con darle de comer es suficiente, pero no lo es, los perros suelen sentir la soledad, y esto los puede llevar a una profunda depresión; la rutina puede ser otro factor recurrente o la falta de atención y cariño, no olvidemos que los perros son animales muy sociables, por eso son probablemente la mascota por excelencia, entre todas.

La depresión canina se puede ser endógena o exógena. La endógena es provocada por razones genéticas; y la depresión exógena es provocada por factores externos.

Mi perro esta triste y no quiere comer

Para tratar de evitar la depresión en nuestro pero, hay que darle toda la atención posible, y tratarlo como un miembro de la familia más, porque en realidad eso es lo que vendría ser un perro; si no dispone del tiempo y la vocación de atender a un perro, es mejor abstenerse a tenerlo.

Posibles causas de la depresión en perros

  • La llegada de un nuevo miembro a la familia (un bebé u otra mascota).
  • Una mudanza.
  • Un cambio en la rutina.
  • La pérdida de un hermano peludo o de un integrante del hogar.
  • Los cambios en el clima.
  • La falta de un guía en la familia, no incentivar el ejercicio, no fomentar la sociabilización con otros perros y la sobre – protección.

Síntomas de la depresión en perros

Si conocemos bien a nuestro perro nos daremos cuenta con mayor facilidad que está a punto de deprimirse. Al igual que los humanos, los perros nos muestran con su comportamiento si están deprimidos.  Los síntomas podemos confundirlos con simple aburrimiento o cansancio resultando un poco difícil de detectar la depresión.

  • El perro se muestra apático y desinteresado a las cosas que le emocionaban anteriormente.
  • Cada vez más empiezan a alejarse.
  • Trastornos del sueño.
  • Cambios en los hábitos alimenticios, pueden dejar de comer hasta hacerlo excesivamente.
  • Dejan de sociabilizar con sus pares, apartándose aunque los provoquen para jugar.
  • Algunos pueden llorar o gemir repetidamente y mostrarse inquietos o nerviosos, se esconden por largo tiempo o buscan mucho a sus papás humanos.
  • En casos muy graves se pueden causar daño a ellos mismos y dejar de comer.

Debemos analizar la relación que tenemos con nuestro perro para poder encontrar las causas más probables que estén ocasionando este trastorno.

Problemas Cardiacos en los Perros

Los problemas cardíacos también afectan a los perros, inclusive más que a los gatos, por eso hay que estar muy atentos a los síntomas para poder prevenirlo y dar un tratamiento adecuado. Entre los síntomas más frecuentes en el perro, podemos observar: la insistente tos, congestión hepática o del bazo, liquido en abdomen (ascitis), o signos anterógrados o de baja perfusión, como ser intolerancia al ejercicio, son reacios al juego, se cansan rápidamente, se desmayan (sincope cardiogénico), presentan una disminución de la llegada de sangre periférica (miembros, orejas, cola con baja temperatura).

Al apreciar alguno de estos síntomas, lo recomendable es llevar al animal al veterinario lo antes posible, ya que si insisten estos síntomas el organismo del perro compensa la falla, pero después se descompensa al empezar los signos antes mencionados, otros signos que contribuyen son la dificultad respiratoria, agitación excesiva, expresión de angustia, lengua de color azul, todos estos son signos de un edema pulmonar y requieren atención veterinaria urgente.

El tratamiento a este mal por lo general son fuertes drogas que aumentan la fuerza de contracción del músculo, o también algunos productos utilizados son diuréticos para eliminar las congestiones. Que permitirán un mejor trabajo del corazón del perro.

Pericarditis constrictiva canina

La pericarditis constrictiva canina se produce por el engrosamiento y fibrosis de las capas del pericardio, el llenado ventricular se reduce y esta determinada por la distensibilidad por consecuencia la descarga sistólica es menor y produce aumento de la presión venosa y congestión venosa, colecta pleural, hepatomegalia, ascitis, debilitación del pulso y disminución del llenado ventricular. Mediante una ecocardiografía de la pericarditis constrictiva se puede observa la ausencia de líquido pericárdico, o tan solo una pequeña cantidad y la ausencia de signos de patologías como cardiomiopatía, insuficiencia mitral crónica que degeneran en signos congestivos.

El tratamiento de la pericarditis constrictiva canina es la extirpación quirúrgica del pericardio parietal o también conocida como pericardiectomía, aunque a veces es difícil realizar este tipo de operación por la adherencia entre las capas pericárdicas que llevan a claras complicaciones.
Para evitar es recomendable hacer un control periódico a los perros que tengan este diagnóstico (colecta pericárdica idiopática) así si es detectada a tiempo es posible reducir las adherencias entre las capas del pericardio que constituyan un factor de riesgo al extirpar el pericardio parietal.

 

La Cardiopatía valvular

Es una de las enfermedades al corazón que ataca mayormente a los perros de avanzada edad y sobre todo a las razas pequeñas (pekinés, chigugua, poodle, cocker, maltés, yorkshire terrier entre otros), ya que son los más propensos a sufrir procesos degenerativos de las válvulas del corazón, aunque no se descarta de que esta anomalía cardiaca afecte a otras razas de otros tamaños o edades, inclusive a los gatos pero con mucha menos frecuencia. Un detalle importante a toma en cuenta es la incidencia, la Cardiopatía valvular es mucho más frecuente en las hembras que en los machos, es decir de cada 5 casos registrados 4 son en hembras.

La válvulas en el corazón son una suerte de compuertas que permiten el paso de la sangre, y lo normal que estas válvulas cierren correctamente, pero el proceso degenerativo del perro por su vejez hace que empiecen a fallar y la sangre regrese y cause una congestión. Esta enfermedad si no es detectada a tiempo puede llevar a la muerte al animal. El pronostico es favorable cuando se interviene quirúrgicamente al animal y aún se ha desarrollado la insuficiencia cardíaca congestiva.

La hepatitis vírica canina

Hepatitis canina

Esta enfermedad viral puede atacar a cualquier perro y a cualquier edad, no discrimina a ningún perro, aunque se presenta en mayor cantidad en razas de perros pequeños. Esta enfermedad es causada por un virus adenovirus canino tipo I; el cual puede sobrevivir muchos días en ambientes de baja sanidad y permanece viable durante meses a temperaturas menores de 4ºC, además de ser resistente al cloroformo, éter y a la formalina.


Síntomas y signos de la hepatitis canina

En esta enfermedad se puede observar un aumento de las secreciones nasales y oculares, conjuntivitis, fiebre, anorexia, hiperemia de mucosas, vómitos, hepatitis y edema en tejido subcutáneo es decir cabeza, cuello y partes declives del cuerpo y diarreas con o sin sangre. Lamentablemente una vez que empiezan los síntomas los perros en su mayoría mueren a las pocas horas, es por eso que se puede confundir con un envenenamiento.
Si es que se logra detectar la hepatitis vírica canina, lo primero que debemos hacer es aislar al animal para evitar el contagio a otros animales, y ponerlo en cuarentena inmediatamente. para evitar esta terrible enfermedad lo mejor es la vacunación adecuada, junto a las de moquillo y de leptospirosis; existen vacunas con el virus inactivado que se pueden aplicar al perro desde los 3 a 9 meses de vida.

Diabetes mellitus en perros y gatos

 Diabetes mellitus en perros y gatos

Perros y gatos también pueden sufrir de diabetes al igual que en los humanos y el desarrollo de esta diabetes mellitus se asemeja al de las personas.
Diabetes mellitus en perros y gatos
Como sabemos todos los seres vivos necesitan energía para vivir, energía que es adquirida por los alimentos y el cuerpo se encarga de descomponer los alimentos para obtener esa energía, y el páncreas se encarga de la producción de insulina. El páncreas de una animal con Diabetes no es capaz de producir insulina y tampoco es capaz de asimilar esa glucosa; glucosa que formar parte del torrente sanguíneo del diabético que a la larga produce daños.
La insulina es la hormona que se encarga de que las células aprovechen mejor la energía de los alimentos , la misma que esta en forma de glucosa.
diabetes-mellitus-en-perros-y-gatos

Clasificación de la diabetes mellitus en perros y gatos

La diabetes mellitus puede clasificarse en dependiente de insulina DMDI y en no dependiente de insulina DMNDI.
  • La diabetes mellitus dependiente de insulina DMDI se caracteriza por la falta de secreción de insulina, después de la administración de la glucosa y tiene la tendencia a desarrollar cetoacidosis. Los factores son muchos como influencia genética y racial, factores inmunomediados, pancreatitis aguda; y muy común en los gatos la presencia de sustancia amiloide en células de los islotes.
  • La diabetes mellitus no dependiente de insulina DMNDI se caracteriza por los niveles normales o elevados de insulina y una secreción exagerada de insulina tras la administración de glucosa, hecho que engorda exageradamente al animal que la padece que es provocada por la mala respuesta de las células a la insulina, muy común en los gatos obesos.

Patogenia de la diabetes mellitus

  • A. El desarrollo de la diabetes mellitus implica alteraciones simultáneas en la actividad de la insulina (descenso) y aumento de las hormonas antagonistas de la insulina: glucagón, catecolaminas, glucocorticoides y hormona del crecimiento.
  • B. En perros pancreatectomizados de forma experimental, la diabetes no se desarrolla si estos perros son asimismo hipofisectomizados (se suprime la ACTH y la hormona del crecimiento) y adrenalectomizados (se elimina la fuente de catecolaminas y cortisol).
  • C. Esto acentúa la importancia de las hormonas que incrementan o descienden el nivel de glucosa en el desarrollo de esta enfermedad.
  • D. En ausencia de insulina, los carbohidratos ingeridos son captados deficientemente a nivel del tejido graso y muscular, lo que es causa de hiperglucemia.
  • E. Debido a que las células adiposas y musculares tienen poco acceso a la glucOsa en ausencia de insulina, se halla en estado de relativa inanición (hipoglicemia intracelular, hiperglicemia extracelular). Estos tejidos inician los procesos catabólicos típicos de los estados de inanición, es decir, lipolisis, gluconeogénesis, glucógenolisis. Estos procesos sólo sirven para empeorar la hiperglucemia extra celular.

Síntomas de la Diabetes mellitus en perros y gatos

se presentan en mayor cantidad en los perros entre 7 y 10 años de edad, sobre todo en las hembras y en algunas razas más que otras , en cambio en los gatos puede aparecer en cualquier edad. Los síntomas más frecuentes son la polifagia(come mucho), la polidipsia (toma más agua de lo normal), y la poliuria (orina mucho); además pueden presentar cetonuria, Adelgazamiento, cansancio y cataratas, en algunos casos. Y ya cuando la enfermedad es grave y extrema el animal puede presentar deshidratación, debilidad, taquipnea, vómitos, olor a acetona, hipotermia y coma.

El diagnóstico de la Diabetes mellitus en perros y gatos

Se hace mediante un exhaustivo examen clínico y análisis de laboratorio, en dichos exámenes se mide la glucosa en la sangre y se analiza la orina.
El tratamiento para Diabetes mellitus en perros y gatos
Esta orientado a alcanzar un buen control metabólico, con medidas como un buen régimen alimenticio, ejercicio físico y algunos casos medicación (insulina) y hipoglucemiantes orales,usados más en los gatos.
Referencias Bibliográficas
  • Robert M. Hardy, Departamento de Ciencias Clínicas de Pequeños Animales. Universidad de Minnesota, Ponencia presentada en las V Jornadas de AMVAC,Madrid, 26-28 Febrero 1988 PDF

Toxocariasis

Toxocara-canis
La toxocariasis es una enfermedad parasitaria (zoonosis: también afecta a los humanos) que se encuentra en cualquier parte del mundo, principalmente ataca a cachorros y animales muy jóvenes y el agente causal de esta enfermedad son los parásitos Toxocara canis (en el perro) y Toxoascaris leonina (nemátodos), Toxocara cati (áscaris del gato).
 toxocara cati
Estos parásitos en su fase adulta se alojan en el intestino delgado del perro, y pueden llegar a medir entre 2 y 18 cm. Los parásitos hembras suelen poner huevos en el intestino del animal los mismos que son evacuados con las heces, y estos después maduran, transformándose en larvas infestantes, y así son ingeridas por perros y otros animales.
Una ves que los animales han ingerido estas larvas, dichos parásitos son liberados de su su envoltura y pasan del intestino al hígado, pulmón, tráquea, esófago, estómago y por último al intestino delgado en donde se transforman en gusanos adultos, esto sucede mayormente en perros jóvenes debido a que los perros jóvenes (cachorros) todavía no tienen desarrollado por completo su sistema inmunológico que les permita defenderse.
toxacara canis adulto
Al tipo de migración que realizan estos parásitos se le llama somática y se determina por la ubicación de larvas latentes de áscaris que se aloja en diversos órganos del perro (pulmón, hígado, riñón y cerebro).
La ingestión de huevos no es exclusividad de los perros, también animales como ratones, ratas, cobayas, conejos, pollos, cerdos, ovejas, cabras, vacas e, incluso, hasta el hombre.
También los animales y las personas pueden ingerir carnes infectadas con huéspedes de la Ascaridiasis.
Para poder evitar la propagación a esta enfermedad hay que seguir las siguientes medidas:
  • Desparacitar a los cachorros a los 15, 30, 45, 60, 75, 90 días del nacimiento y los 4 meses repetir el procedimiento. Son varios los antiparasitarios efectivos contra este parásito, como por ejemplo los que son a base de  fenbendazol,  pirantel, , selamectina por mencionar algunos (Consulte con su veterinario).
  • Desparacitar a la perra antes de cruzarla con un macho para la reproducción.
  • Hacer análisis periódicamente de la materia fecal del animal.
  • No dejar al perro libre en la calle, siempre usar correa al momento de pasearlo.
  • Lavar muy bien los alimentos antes de ingerirlos.
  • Estar atentos si hay niños en casa, para que no ingieran tierra o arena, o se lleven la mano sucia a la boca.
  • Evitar que los perros laman a los niños en la boca.
  • Evitar que las mascotas ingieran roedores, aves o carne cruda.
  • Estar muy pendientes de la sanidad del perro y de su habitad.

Teniendo en cuenta todas estas recomendaciones las probabilidades de adquirir esta enfermedad se reducen enormemente.

Enfermedades de los conejillos de indias

Enfermedades de los conejillos de indias

  • Animales pequeños pero físicamente robustos y que, si se tienen los cuidados necesarios rara vez se llegan a enfermar, pero son muy sensibles al estrés y a las situaciones desconocidas. Al igual que con todos los animales de tamaño pequeños, tienen un metabolismo muy rápido, por lo tanto los agente patógenos suelen propagarse de forma rápida, provocando que una pequeña infección termine por quitarles la vida, es por eso que deben de mantenerse en un estado de relajación absoluto.
  • Dentro de las principales enfermedades que pueden adquirir están la roña, la cual tiene como síntomas un intenso prurito, calambre como los de una epilepsia, formación de escamas, engrosamiento de la piel, cabeza, cuello y lomo, hasta heridas de sangre por rascarse las costras. La roña se produce debido a la reacción alérgica de los ácaros que parasitan la piel teniendo ocasionado por el estrés, falta de mantenimiento de la jaula y falta de alimentación. Es de suma importancia llevar al conejillo al veterinario porque la infestación de ácaros puede matarlo, además de mejorar la calidad de vida del roedor.
  • Este tipo de mascotas son muy propensos a los golpes de calor, los cuales tienen como síntomas mucosas azuladas, apatía, postura lateral y respiración entrecortada. Estos roedores no toleran el sol intenso, por eso necesario que tengan un lugar que tenga sombra. No es una emergencia veterinaria ya que además de colocarlo en la sombra hay que ponerle las patas en una cubeta plana con agua. También puede sufrir de micosis, causada por hongos patógenos muy resistentes que causan intenso prurito, se rasca y se muerde, además de que se produce calvas circulares. Llevarlo al veterinario es la solución para que dé el tratamiento correcto.