Complejo pénfigo (parte 1)

El Complejo pénfigo es un conjunto de enfermedades que tienen en común que afectan a la piel (lesiones vesículo-ampollares), ya sea perro o gato. Existen distintas clases de pénfigo, como pénfigo vulgar, pénfigo foliáceo, pénfigo eritematoso, pénfigo vegetante y penfigoide bulloso.
El pénfigo ataca a animales de mediana edad por lo común, algunas razas de perros son más propensas a sufrirlo (Doberman, Pastor alemán, Collie, Akita, Chow chow, Teckel, Terranova y Bearded collie).
La causa de el pénfigo son las ampollas que evolucionan a pústulas, aunque también podrían ser erosionesa ulcerativas y o rompimiento de las vesículas y pústulas. El proceso de está enfermedad variedad dependiendo dónde esté ubicada y a que parte afecte.
El Pénfigo foliáceo comunmente aparece en la cara del perro de forma escamosa.
El Pénfigo eritematoso se presenta con lesiones en la cara del animal de tipo de fotosensibilización y nariz despigmentada (fotografía).
El Pénfigo vegetante esta se presentan de forma muy similar a los papilomas (verrugiformes), hay que decir también es que este pénfigo es muy poco común.
El Pénfigo bulloso afecta a la boca, labios, ollares, párpados, prepucio, vulva y ano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *