Complejo pénfigo (parte 2)

En cualquiera de los pénfigos (pénfigo vulgar, pénfigo foliáceo, pénfigo eritematoso, pénfigo vegetante y penfigoide bulloso), se presenta la presencia de prurito, y el animal afectado pude presentar dolor, que variará dependiendo del caso, además de pérdida de apetito, y fiebres intermitentes.
Si la enfermedad es de tipo vesiculosa se puede diagnosticar mediante una biopsia del tejido afectado. Si es de tipo pénfigo vulgar en el 95% resulta fatal y esto se debe al debilitamiento progresivo e infecciones generalizadas. En el caso del pénfigo foliáceo, resulta menos severo, si se trata a tiempo claro está, ya que si es avanzado también puede resultar fatal. Los pénfigo eritematoso y vegetante en cambio se podría decir que son beinignos. Debe saber que Complejo pénfigo no es curable, tan solo se puede llegar a controlar, con un buen tratamiento con antibióticos orales o inyectables y baños de champúes queratolíticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *