Enfermedades en los Peces

enfermedades-de-los-peces
Los peces aunque no lo creamos son víctimas de muchas enfermedades, que pueden, por eso hay que estar muy atentos al comportamiento del pez, porque como sabemos, nuestros amigos acuáticos no son muy expresivos. Hay que dedicarle unos cuantos minutos al día en ver detenidamente el acuario, y observar el comportamiento de los peces, verificar periodicamente el estado del agua, observar con detenimiento las escamas y aletas que por lo general son las más afectadas, muy importante siempre poner peces del mismo tamaño, y averiguar que especies pueden convivir entre sí. Entre las enfermedades más comunes en los peces está el Punto blanco, el gusano lernea, presencia de baba en la piel del pez, la hidropesía, la dactylogyrus, enfermedad del terciopelo, hongos, costipación, exophthalmia, piojos (argulus), parásitos intestinales, hexamitiasis, aletas dañadas, sanguijuelas y la enfermedad en vejiga natatoria.

Enfermedades en los Peces

Todas estas enfermedades pueden ser muy peligrosas, y pueden poner en riesgo la vida de su pez. Al notar algo extraño en su comportamiento o en su cuerpo, acuda lo antes posible al veterinario.
La Pecera adecuada: el habitad de todo animal es importante, y la del pez no es la excepción, por ejemplo para una pecera de 30 x 20 x 20 lo ideal son 12 litros de agua, disponer de un filtro de esponja y un calefactor, poner en la superficie grava roja y puede decorar con algas artificiales.
El Punto Blanco:
Esta en enfermedad es muy común en los peces, y como su nombre, aparecen pequeños puntos blancos en le cuerpo del pez, incluyendo aletas, lo peor de todo es que es una enfermedad contagiosa, y al cabo de dos días habrán contagiado a los de más peces del acuario, otro detalle importante es que las branquias comienzan a funcionar con debilidad. Esta enfermedad se debe al alojamiento del parásito denominado Ichthyopjirius, este parásito sale del cuerpo dejando un punto blanco en el cuerpo, e infectando rápidamente la piel, luego aparece un quiste, que reviente y vuelven a salir nuevamente más parásitos jóvenes. Se podría decir que la enfermedad del punto blanco es la más común en los acuarios.
Para poder tratar el punto blanco, hay que hacerlo en su fase inicial, porque luego puede ser muy tarde, el veterinario le proporcionará unos productos químicos que combate dicha enfermedad. Para evitar más contagios en su acuarios, si usted cuenta con un filtro, no lo desactive, sólo retire el carbón activado.
Es por eso que hay que tener mucho cuidado con nuestros amigos acuáticos, revisarlos constantemente, que no haya cambios ni apariciones de esto fatídicos puntos blancos.
La enfermedad del gusano Lernaea:
Para poder detectar esta enfermedad en los peces, tenemos que observarlos con detenimiento , y al notar que el pez va de un lado al otro de una manera extraña, que se frota contra los objetos del acuario (rocas, plantas, adornos etc) es posible que sufra de este mal. Además muestre inflamaciones en la piel, y en dichas inflamaciones se ven como pequeños hilos salientes, es lo más probable que estos hilos salientes sean gusanos lernaea, los gusanos mencionados son muy delgados y son de color verde claro, suelen salir hacia arriba y solo se les ve la cola, ya que la cabeza la tienen enterrada en el cuerpo del pez.
Al ver el síntoma del que hablamos al principio o si ya detectamos al gusano lernaea, lo primero que tenemos que hacer es retira al pez a otro acuario ponerlo en cuarentena, luego utilizando una pequeña pinza, comience a retirar los gusanos uno a uno, con extremo cuidado porque puede romper al gusano y dejar la cabeza adentro y será un esfuerzo en vano. Si el pez ya está herido utilice antisépticos adecuados, aplicándolos con sumo cuidado, pude usar el Metriponate y suministre 1,5 mg cada 4,5 litros de agua. Deje su pez en cuarentena una semana para ver su evolución, y tenga la seguridad de haber erradicado a todos los gusano, luego regréselo al acuario con los de más peces.
Baba en la Piel del pez:
Esta enfermedad es muy común en los peces, fácil de detectar, lo primero que notará es que le pez lucirá opaco, y notará una delgada capa de mucosa grisácea y blancuzca. Esta enfermedad además de afectar a la piel y escamas del pez, también afecta a las branquias. Además de las manchas ya mencionadas, la baba en la piel del pez, afecta su comportamiento, uno de sus síntomas más comunes es verlo frotarse en alguna superficie del acuario (piedras, plantas etc). La causa principal de esta enfermedad, es el mal estado del agua del acuario, que a veces por descuido no cambiamos ni le damos el debido tratamiento. Y por consecuencia a esta enfermedad sucede la degradación de la mucosidad natural del pez, y automáticamente el pez queda expuesto a parásitos como Chilodonella e Ichthyobodo.
El tratamiento a este mal, lamentablemente es muy difícil, sobre todo cuando la enfermedad está avanzada. Lo primero que hay que revisar es las branquias, si están sanas podemos acudir a la veterinario o un acuario especializado para que le puedan administrar el medicamento adecuado. Pero si las branquias están dañadas, ponga al pez en cuarentena, y empiece el tratamiento que el veterinario le dirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *